sábado, 21 de diciembre de 2013

En términos comparativos


Nada tranquiliza más en una primera cita amorosa que percibir que la otra persona está más nerviosa que uno mismo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario